Blogia
desahogandome

trigésimo noveno desahogo el cómo, cuándo y por qué el con quién es importante

trigésimo noveno desahogo el cómo, cuándo y por qué el con quién es importante

No quieras ser mi amante porque te amaré las horas que robemos

Seguramente mientras nos maltratamos un poco

Pero no me pidas que en ese instante no te ame

 

Os voy a contar de una aventura que tuve en el siglo XX

Del cuándo, del dónde y con quién: el universo

Se lo pedí mientras buscaba teta, culo, coño y algunos besos

Era evidente que iba a encontrarlos aun inconsciente

Algún pelo en el pecho e imberbe el que suscribe:

Le pedí salir primero.

Asintió con besos y más cosas que no supe dar de amor

Y sin saber alejar mi conciencia acabé escapando

Por  un amigo quiso saber de mí extrañada de treinta días y un solo encuentro

Juró que si NO se lo pido…

Porque entonces no sabía evitarlo

La traición, si lo fue, duró un momento.

Meses después mismo universo y un último encontronazo

Bastante más largo, intenso y placentero

Sincero y sin palabras

Sin que pasaran treinta años antes de mañana

Sex & Drugs & Rock n´roll

Por entonces tocaba bajos y un bajo

Hace veinte años de estas hazañas

 

Corolario en el siglo XXI para esta clase de fiestas:

 Amante por vicio: sólo si acude de su amor acompañada

Amante por amor:

 me acompaña al encuentro en viceversa

por la gloria de privadas consecuencias

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Gabriela Collado -

Me ha encantado esta entrada...
Yo me pido amante por amor ¡sin dudarlo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres